miércoles, 26 de noviembre de 2014

Loca de...MENTE & desprolija

Se le salió el alambre del corpiño y por cada paso que da le raspa una lola.
Se olvidó el cepillo de dientes, tiene $100 en la billetera y no le da la cara para comprarse un par de chicles a $7. Tampoco quiere gastar su billete para llenarse de cambio.
Se iba  a poner una musculosa divina, pero estaba arrugada y ahora con la remera mangas cortas que encontró, se muere de calor.
Se ataca a sí misma por no encontrar su cuaderno de uso diario.
Duda de posibilidades, aún no decide qué hacer con su carrera universitaria, está ciegamente atada a un amor platónico del pasado, que vive en otro continente y mientras va llegando tarde se da cuenta que arrancó la venta de los abonos del Cosquín Rock y que no llega con lo que le queda del sueldo. Se acuerda de él, la canción de Guasones, esa noche única. <<¿Qué pasará cuando regrese? ¿Nos casaremos humanamente?>> piensa, claro, dentro de su utopía, al mismo tiempo que comprueba que sí, está loca.
El fuego del sol le quema las neuronas, en su trabajo se cortó la luz por lo que eso significó chau ventilador y aire acondicionado por el tiempo que sea hasta que tuvo que irse.
Va casi corriendo, al fin llega. En el bar, a tres cuadras y media, milagrosamente hay luz. Y aire acondicionado. Mira la hora: Siete minutos tarde. Siempre arrancan a las cuatro en punto, seguro ya hay gente arriba. Pregunta a un mozo y este le responde que aun no ha llegado nadie. Se sienta en una mesa y toma una foto con su teléfono a la servilleta y la mesa que tiene palabras escritas en distintas tipografías. Se mete en su propia cabeza:
<<ffffiummmmmmñññ...>> Es el ruido que hace al ingresar. Y su propia mente, se sienta imaginaria en un sillón también imaginario. Mira a su alrededor y busca desesperadamente entre unos cajones llenos de cosas archivadas, <<¿¡Cuándo fue la última vez que te usé, dónde, hace una semana!?>> se pregunta, mientras continua buscando su cuaderno con las últimas notas del cuento para el día de hoy.
Se pasan las dos horas finalmente y regresa a casa. Ya está decidida en dejar el taller.
Al llegar, se queda descalza y se viste con una ropa más cómoda, después se tira a descansar en su hamaca paraguaya colgada en la terraza y se imagina metiendo los pies en una piscina gigante, rodeada de gente con buena onda y sus canciones preferidas sonando de fondo. Se deja llevar, cierra los ojos y por un instante, ese momento se vuelve real.
-¿Qué haces!?
Se despierta de un salto. Le arde la cara y se limpia con el dorso de la mano la baba que le calló dormida por el cuello y la oreja.
-Ay nooo, jajajajajajajaja te babeasteeee! jajajajajajjajajaja- se ríe Matías, su hermano.
-Rajá de acá, pendejo. ¿Qué querés, no viste que estaba durmiendo?
-La mami te estaba llamando hace una hora. Dice que vayas a buscar todas tus cosas que dejaste desparramadas por el living.
<<Uff>> piensa, mientras va bajando. Antes pasa por el baño y se quiere matar cuando se mira al espejo. <<¿¡Cuánto tiempo me quedé dormida!?>>, se pregunta mientras llora al verse todo el rostro quemado por el sol.

-Hijaa...
-Qué ma.
-Vení, por favor llevate estas cosas tuyas, hace como una semana que están acá.
-Ya voooy...

Se maquilla como puede, para taparse lo rojo de sus mejillas y va desganada  a buscar sus cosas. Entre la ropa, una mochila, el cepillo del pelo, el de dientes, sus lentes de sol, una caja de chiclets, su agenda y unos papeles está, sí,...


El cuaderno. 


viernes, 14 de noviembre de 2014

#DiaSieteyOcho


#8 Una imagen, un diálogo.

-No me he equivocado cuando te dije que eres una adolescente.
-Ay, jaja, gracias... pero ¿Eso es un piropo o es un insulto?
-Tu belleza es un insulto para las demás mujeres.
-Iaaaahahaaaai!




#7 Una imagen, diálogo de luz.


-Ella está enamorada
-...pero no la conozco...! - dijo, asombrado.
-¡Oh no, sí la conoces!
-¿Desde cuando?
-Desde siempre
- ???
-En tus sueños.

La vida es una interminable repetición de una representación que no tendrá lugar.
(Amelie - Película)

lunes, 10 de noviembre de 2014

#DiaSeisDesafío Cadena de Amores

Últimamente parece que viajar en colectivo es una tarea pesada y más con este tiempo, que hacen unos calores insoportables.
Había estado estudiando la crisis económica hasta las 9. Me bañé, me cambié y me fui a la parada a tomarme el 24. Subí con los auriculares puestos, después de que pasaran unas chicas de 4to o 5to año del secundario. Me acordé de esa época y me dieron ganas de volver. Casi 5 años ya, que loco.
Pasaron todas y una se quedó quieta como dudando.
-Faltó pasar un boleto más.-dijo el chofer, molesto.
-Pero no tengo plata... ¿Qué hago?.-Respondió la chica. Le vi la cara de preocupación. Y sé lo feo que es que te pase eso y tener 16 años. El chofer le respondió que buscara  a alguien que le pague. Nadie se movió. Había mucha gente. Ninguno quiso ayudar.
-Acá tenés- Le dije, acercándole mi tarjeta.
-Ay, gracias!!

La gente me miró, seguro esperando a que yo le pidiera los $5.30, pero no lo hice. Me quedé pensando en que necesitaríamos más de estas acciones positivas para llevarnos mejor como ciudadanos. Dar sin recibir nada a cambio. Mientras pensaba, se subieron dos ancianos y había una niña que se paró a ofrecer su asiento y otro chico hizo lo mismo. Los señores se sentaron agradecidos y hubo un par de sonrisas que se compartieron gratuitamente en los alrededores.
Al rato, entre un grupo de personas que ascendió, pasó un viejito que no podía sentarse solo y tampoco pudo pagar el boleto. El chofer se molestó un poco pero la dejó pasar.
-Tome señor! -dijo una señora, y se acercó a pagarle el boleto.
Sonreí. Me emocioné de la buena onda de la gente.
Eso me sacó una sonrisa y estuve contenta el resto del día.

Cuando estaba llegando al fondo, para tocar el timbre y bajarme, frenamos en un semáforo donde habían unos pibes ofreciendo limpiar vidrios. Se acercó uno a la ventanilla cerca mío donde había una chica y le dijo:
-Sos hermosa mi vida, divina. Mirá, esto es para vos -dijo, acercándose al vidrio y dibujando con el trapo húmedo un corazón- llevatelo, es para vos-.



#DiaCincoYCuatroDesafio

#5 Mi espacio
Desorden. Sacar las cosas afuera, todo. Vacío interior. Limpiar, dejar fluir. Liberar, soltar, desechar. <<¿Y esto..?>>
"Quiero hacerlo, hoy me siento libre, hoy me siento decidida. Hace unos años dije que ya a los 16 estaba segura, pero pasó. Hoy es 13 de Marzo del 2013. Sí, soy yo la que escribe. Ahora me pregunto... ¿Dónde guardo esta carta a futuro para mí?"
<<¿¡Yo escribí eso hace un año exactamente!?. OMG.>>. Piensa mientras se agarra la cara de desesperación.
Poderes supernaturales a la hora de desear cosas con todas las fuerzas del planeta atraídas hacia mi. 
14 minutos para finalizar un día en el medio. 
La mitad. 
Intermedio.
Lo que no es A ni B. Ni es 1 ni 2. 
Ni arriba, ni abajo. Ahí: incómoda. Fuera de lugar. Ni en su pieza, ni en su cama, ni en su escritorio. 
Solo unos días y vuelve todo a su lugar.
A veces suele sentir rechazo a los cambios que la vida le propone.
Piensa mucho, se acuesta sobre sus pensamientos rosados y duerme.
Ahora que no tiene su espacio, se pasa las horas callada, caminando en silencio, merodeando su casa sin un lugar donde poder sentarse a ser ella misma. Se pone, extrañamente en su lugar y la entiende: realmente es muy necesario que todas las personas del mundo tengan SU lugar en donde vivan. 
Como el purgatorio del que tanto habló la iglesia por años. ¿Dónde está? Ni en un lugar, ni en otro, sin embargo, su esencia persiste. 


En dos días ya puede volver.


#4 Recuerdos: La música en la piel
Se hizo de noche y se nubló. Yo esperaba que lloviera pero el agua no llegó a tocarme y decidió quedarse allá arriba, con él. Llegamos casi sobre la hora, ya que por salir a las apuradas me olvidé las entradas en la biblioteca de la pieza. 
Poca gente, el espacio chico, pero lindo. Entraron los músicos que hacían el tributo, se presentaron y empezaron a tocar. Cerré los ojos y se me puso la piel de gallina. Sentía su presencia entre la gente. Era su voz, era él. Por un momento no supe que sucedía, fue como si algo me hubiera envuelto en un sueño extraño y pude sentir en la piel eso que nunca pude escuchar con los oídos en vivo, en su presencia.
-Refugiados... sobre el diván. Agitados por nuestras formas. Algo ocurrió, una extraña sensación,  un presentimiento. Tuve que dejar de hacer el amor en el momento. Fui en busca de un abrigo, encendí un cigarrillo y ahí lo vi: un misil en mi placard.
Lo escuchaba tan cerca de mí que no lograba distinguir si era un sueño o una realidad.
<<¡Por qué no te conocí antes, Gustavo!>>, me decía para mis adentros. 
A mi izquierda, los ojos de mi papá brillaban de emoción reflejando esa época de juventud plena que parecía infinita, en la que conoció a mi mamá y salían juntos a bailar a Keops.
En mí, la sensación viva e imaginaria de sentirlo tan presente, tan vivo en mi, tan externo a mi piel como interno musicalmente a través de mis oídos. 
Es la época que me tocó vivir.
Al menos nací para conocerte y una parte, aunque sea sólo un poco, de tu música, la llevo enlazada a recuerdos primordiales en mi paso por estos años. 
Otra  vez, Gracias, Cerati.

viernes, 7 de noviembre de 2014

#DiaTresYDosDesafio

#3

"Las ex de los amigos...

Tienen bigotes. Así  dicen que sigue la frase esa tan de mierda como el uso que uno le da a la muela de juicio. 

Mientras caminaba cansada, volviendo al trabajo y sin ninguna bolsa de ropa o pinturas para tela entre mis manos, con el sol pegandome en la cara...

No quiero estar acá. Quiero irme. Y en ese momento vi desaparecer los negocios del centro y pude ver el mar con claridad. Me dolía la cabeza y ese dolor se transformó en un sombrero playero gigante, bellísimo. que me cubría del sol. En mis manos tenía las ojotas y caminaba descalza con un bolso en los hombros llevando un libro, el celular, un toallón y mi cuaderno de "Cosas Pendientes". 

Cosa pendiente va a ser ese viaje, que no basta con hacerlo mentalmente. Llegué al semáforo que me parecía interminable y esperé a cruzar. 

Hoy quiero dormir y despertar en la  playa. ¿Es mucho pedir?

Y conocer gente que no diga que tengo bigotes por ser la ex dee....

Amén.

#2

Es especial. Es especial y lindo porque el resto puede escuchar un mensaje que tal vez quisiera gritar en un sueño pero me quedo muda. Entonces me acerco con un poco de nervios, le hablo de cerca y cuando siento rozar en mis labios su tejido esponjoso, me alejo unos centímetros, para que las ondas electromagnéticas puedan transmitir mejor mi voz. 

Junto a otros compañeros, estamos celebrando con una radio abierta y otras actividades simultáneas  el hecho de que la radio universitaria que nos da el espacio de práctica, vuelva al aire, del cual nace en sí misma y con ella las voces que la conducen.
Felices todos de volver a tener transmisor y a hacer uso de él!

La verdad estoy agradecida de ir por este camino.
El del arte, la literatura y la comunicación. Todo está relacionado, como en un sistema.
Como una pasión, de gritarle al mundo todo aquello que se me ocurra decir.
Y que sea mi mayor placer sentarme como un trabajo detrás de la cámara, con el micrófono y hablarles a todos los oyentes...








miércoles, 5 de noviembre de 2014

#DiaUnoDesafio Muela de juicio

El lado derecho de mi cara no responde y no es por estrés, ni porque esté malhumorada de un solo lado, ni por otra cosa extraña. Aunque pensándolo bien sí, es algo extraño que todavía continúe saliéndonos si no le damos uso. Porque sale, duele antes de salir, duele mientras sale y duele cuando termina de salir!!
Estaba trabajando y quizás la gente creería que estaba de mal humor, porque ni siquiera podía modular, pero no... estaba muriéndome por dentro del color que tenía!
H O R R I B L E

Una persona cercana  acaba de decirme que los niños que nacen en esta última generación, ya no las tienen, es decir, cuando cumplan diecisiete o veintiún años, no les van a salir.

Una forma evolutiva humana. ¿Cómo sabe la naturaleza, no?

La muela de juicio que sale al pedo y encima la extraen.
Encima el nombre, de por sí nació para ser  criticada, ¿O por qué 'de juicio'?

Desafío.

Nada. Nada interesante pasa ni por aquí, ni por allá, sin embargo espero ansiosa qué pasará. Sí, rima. Sentada en la silla movible de mi trabajo, con el sonidito incansable del estúpido gato chino que "atrae" fortuna y mi cabeza nula pensando en: *redoblantes* nada.
El lunes pensaba mucho en que he dejado de escribir. Y la verdad  es que no sé por qué. Ahora con el taller, tengo por semana una actividad para escribir y así y todo, me cuesta sentarme  a hacerlo. Es feo porque, yo jamás me "senté" a escribir, siempre me nació.
44 minutos nada másss de las seiss de la tarrdee... Me dice mi voz de locutora interna. Acaba de pasar hace un rato el amor de mi vida y por el cual me dan ganas de venir a trabajar.
...
...
...
No bueno, no es solo por él. Me gusta este trabajo. Y me gusta saber que cuando vengo con buena onda, la gente me sonríe.
Llegué pensando en que voy a proponerme un desafío:

EL DESAFÍO DE LOS 30 MARAVILLOSOS DÍAS

Wow. Así es. 30 días desafiándome a mi misma. Y bien, te preguntarás ¿De que se trata?
La cuestión de los 30 días lo vi en internet, en realidad yo la conocía por 21. La mayoría de las dietas alimentarias se hacen en esta cantidad de días porque científicamente se dice que es lo que el cerebro tarda en aprehender algo. Por ejemplo, si acostumbro a comer una fruta por día, durante 21 o 30 días, luego si no lo hago mi cuerpo me va a pedir esas vitaminas. Lo mismo pasa con la harina, si dejo de comer tntas cosas que contengan mucha harina por ese tiempo, luego mi cuerpo se acostumbrará y el organismo no va a necesitarla más. Sirve para todo. Acabo de encontrar uno que es 30 días dibujando. Me gustó. Voy a hacerlo también.
Eeeeen finnn... el que me acabo de proponer es el de escribir 1 post por día en relación a un tema. Sé que este Noviembre va a estar cargado de estudio, pero al menos unos 60 minutitos por día voy a hacerme para escribir. Tambien lo hago para agilizar mi escritura.
¿Este cuenta como Post 1? Mmm... No. Ya tengo pensado mi post 1.
Asi que los dejo y voy a empezar con el primero.
Que lo disfruten.